Finanzas personales – ¿Cómo hacer un buen presupuesto?

Planea tus gastos con un buen presupuesto

Conseguir una buena estabilidad financiera es el objetivo principal de muchas personas. Para lograrlo, algunos optamos por las financiaciones externas (préstamos bancarios, créditos personales, etc.), mientras que otros prefieren tomar las riendas sobre sus finanzas personales.

Los que pertenecen al primer grupo deben asegurarse de contar con la ayuda de un comparador de créditos eficaz. Los del segundo, necesitan aprender cómo hacer un buen presupuesto. Por suerte, aquí les enseñados varios métodos infalibles para que logren crear y mantener un hábito financiero saludable.

Aplica el método de ahorro 50/20/30

Este método es una técnica de ahorro universal. Puede ser utilizado en los presupuestos de emprendedores, y por supuesto, para mejorar tus finanzas personales. El sistema consiste en separar en 3 grupos tus gastos u objetivos financieros, para mantener controlada tu situación económica.

Lo primero que debes hacer es asignar el 50% de tus ingresos a los gastos fijos que tienes en tu vida. Es decir, el pago de servicios, alquiler, la compra de alimentos, los gastos de transporte, etc. De esta forma tendrás aseguradas tus necesidades básicas, y no necesitarás recurrir a préstamos.

El 20% de tu salario debe estar destinado a los ahorros u objetivos financieros. Si quieres comprar un vehículo, irte de vacaciones o remodelar tu casa, de ese 20% es que sacarás el capital necesario. Procura establecer objetivos de uno en uno; cuando hayas cumplido el primero, comienza a ahorrar para el segundo y así sucesivamente.

El 30% restante tu sueldo mensual tienes que destinarlos a gastos flexibles. Estos incluyen las emergencias, salidas con amigos, actividades de recreación, etc. La idea es que puedas utilizar parte de tu dinero en lo que quieras sin que sientas culpa o remordimiento.

Método de la jerarquización de gastos

Elaborar un presupuesto personal puede ser difícil para las personas que consideran que no necesitan uno. Por lo general esas personas piensan que tienen su situación financiera bajo control, pero inexplicablemente no consiguen llegar a final de mes. Si perteneces a ese grupo de escépticos, entonces el método de la jerarquización es ideal para ti.

La idea detrás de este sistema es darle prioridad a los gastos que están estrechamente relacionados a tu supervivencia. A diferencia del método anterior, jerarquizar tus gastos puede hacer que gastes más del 50% en lo que crees son tus necesidades básicas. Lo bueno de este método es que no acumularás deudas; lo malo, es que puedes quedarte con poco dinero para invertir en tus objetivos financieros.

Recuerda, si necesitas un préstamo para lograr cumplir tus metas de ahorro, utiliza un comparador como AskRobin y asegúrate de elegir la mejor oferta de financiación para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *