¿Qué es la morosidad y qué significa ser moroso?

¿Qué es la morosidad y qué significa ser moroso?

Si no cumples con los pagos de un préstamo, entras a formar parte de los morosos. Pero contrario a lo que puedas pensar, ese no es el fin de tu vida activa dentro del mercado de los productos financieros.

Gracias a las nuevas tecnologías el auge de las empresas de crédito online que ofrecen préstamos con morosidad es una realidad. Aunque cabe destacar que este tipo de financiación está sujeta a ciertos requisitos especiales.

Esas entidades financieras saben que tanto ellas como los morosos se pueden beneficiar enormemente de la relación comercial que establezcan. Pero nada puede pasar si no se rompe la concepción un tanto errónea sobre el concepto de morosidad.

Por esa razón hemos preparado este artículo. Queremos esclarecer todas tus dudas sobre este tema, para que si en el futuro apareces fichado como moroso, no pienses que no tienes alternativas.

Utiliza el comparador de créditos de AskRobin para que puedas encontrar el préstamo estando en Infocorp que tanto necesitas.

Compara Préstamos

¿Qué es la morosidad?

La morosidad es la falta de pago o retraso en el mismo por un determinado periodo de tiempo. La persona responsable del hecho de morosidad se considera "moroso".

¿Qué significa ser moroso y cómo puedo consultar si lo soy?

Ser moroso significa, en esencia, haberse retrasado en el cumplimiento del pago de una obligación financiera determinada. También se utiliza para hacer referencia a las personas que tienen una deuda desde hace mucho tiempo sin pagar.

Para saber si eres o no una persona morosa, lo mejor es consultar tu historial crediticio con empresas de préstamos que hayas contratado. También puedes verificar tu estado en Infocorp.

¿Qué es la morosidad bancaria?

La morosidad bancaria es un término utilizado para hablar de un indicador de riesgo que califica a las personas con deudas relacionadas a los productos financieros como no viables para recibir otra financiación.

Con este indicador, que mide el comportamiento de los morosos a través su historial crediticio, las empresas de préstamos pueden detectar de forma más eficiente a los prestatarios que parezcan ser muy responsables.

En caso de que tengas un mal historial crediticio necesitas elaborar una estrategia que te ayude a saber qué hacer en caso de que rechacen tu solicitud de préstamo.

Pedir préstamos con morosidad

Actualmente es posible conseguir un préstamo para morosos en línea y sin problemas. Las entidades de crédito online han desarrollado este tipo de producto para responder a las necesidades de morosos, aunque con ciertas condiciones, por ejemplo:

  • Tu morosidad no es debida a otro préstamo:
    Se suele otorgar la financiación a personas que aparezcan fichadas como morosas por deudas que no están ligadas a los productos financieros.
  • El préstamo es de bajo monto:
    Los montos otorgados en los préstamos para morosos no suelen ser demasiado altos.
  • Tienes ingresos monetarios:
    El cliente debe demostrar que recibe ingresos de forma periódica de cualquier fuente, no tiene que ser necesariamente una nómina.
  • Tu deuda morosa no es demasiado alta:
    En algunos casos se otorga el préstamo si la deuda del moroso no supera cierta cantidad de dinero establecida por la empresa de crédito.

Compara Préstamos

Consejos para evitar caer en morosidad o salir de la lista de morosos

  • Paga tus deudas:
    El primer consejo es el más obvio: paga lo que debes y a tiempo. Aunque entendemos que no siempre es fácil.
  • Cuidado con las tarjetas de crédito:
    Utiliza las tarjetas de crédito con moderación, evita pagar solo el mínimo pues es cuando pagarás más intereses.
  • Pide dinero solo si tienes un plan para pagarlo:
    Pide un préstamo nada más cuando seas capaz de afrontar la deuda. De esta forma no caerás en impagos o demoras.
  • Usa y mejora tu presupuesto mensual:
    Establece un presupuesto en el que incluyas el pago de tus deudas para llevar un mejor control de tus gastos y evitar la necesidad de solicitar nuevos préstamos.
  • Intenta refinanciar la deuda antes de no pagar:
    En el caso de que no puedas pagar la cuota de tu préstamo, ponte en contacto con la empresa de crédito que comparaste para que juntos elaboren un plan que le funcione a ambas partes.
Share
Publicación más reciente